2012/09/29

Cine argentino, con récord y taquillas


Los 35 millones de argentinos que fueron a ver una película en alguna de las 800 salas de cine en lo que va del año son la prueba de que el negocio cinematográfi co vive un auge en el país.
En ese período, las exhibidoras llevan recaudados $ 975 millones, es decir, casi la misma facturación del sector durante todo el año pasado. Las compañías dueñas de las salas deben ceder alrededor de un tercio de sus ingresos a las grandes distribuidoras: UIP (incluye a Universal, Paramount, DreamWorks y Columbia), Warner Fox y Buena Vista (Disney).
Sin embargo, su principal fuente de ingresos son las ventas de los “Candy Bar”, un negocio que según fuentes del mercado mueve varias decenas de millones de pesos al mes.
Los 192 cines independientes (83 de los cuales son administrados por la empresa Lumiere), reunieron más espectadores que cualquier compañía de capital extranjero en lo que va del año.
Con respecto a las inversiones en el sector, se estima que para montar una sala de 300 butacas se necesitan entre US$ 700.000 y un millón de dólares, dependiendo su ubicación.
Con Gafas
Hasta el 27 de agosto pasado los estrenos 3D recaudaron más de $ 370 millones. En 2010 se instaló en el mercado local el cine en tres dimensiones y desató un boom en la demanda. En lo que va del año, se exhibieron 36 títulos 3D contra los 23 de todo 2010. En los primeros ocho meses del año estos films generaron el 37,9% de la recaudación de las compañías exhibidoras.
Unos 10.860.000 de espectadores optaron por esta opción, lo que evidencia un notable crecimiento comparado con los 6,4 millones que coparon las salas durante el año de lanzamiento de esta nueva tecnologíaque llegó para quedarse.
Candy Bar
El negocio local de la venta de snacks, golosinas y gasesosas genera $ 1.000 millones al año. Según fuentes del mercado, es la verdadera gallina de los huevos de oro de la industria. Mientras que un ticket promedio para ver una película cuesta $ 30, el gasto en el “candy bar” asciende a $ 50. Cada tres entradas se vende un combo de pochoclo con bebida.
(Diario Jornada)